domingo, noviembre 11, 2012

Gota de rocío



Gota de rocío al alba
que en terciopelo de tenues brillos
acaricias, perfumando
mis ansias y silencios.

Háblame del amor
que se posó en la orilla
de un suspiro,
para anclarme a un dulzor
del que no sé ni puedo huir.

Háblame del adiós
y su infortunio,
para que sepa, valiente, resignarme
a perder la belleza de su estío.

Porque,
si no tengo tu lágrima del alba
en el consuelo de un destierro en el latir,
seguiré soñando que fuimos
y que somos:
un arce y un jazmín.





2 comentarios:

Jerónimo dijo...

Lo dicho,la belleza de una gota de rocío solo es comparable a las palabras que saben describirlo.

Que tengas una bella semana Carmela.

Un abrazo.

Carmela Viñas dijo...

Gracias por tu apreciación a un poema especial para mi ser, Jerónimo!
Valoro tus pasos por mis letras y tus palabras porque te considero un gran poeta! Y eso anima mi camino en busca de la pureza del verbo.

Que germinen soles también en tu semana.
Abrazos.