sábado, septiembre 28, 2013

La Belleza



¡Oh, belleza de silencio amanecido
en el génesis de una claridad
donde  absorber sapiencia, amor y vida!

Hallo en ti la germinación del verbo
que va esbozando unida al alba:
mi presente de espuma y caracolas
con violetas del ayer entre mis manos
 que resucitan de la hoz del olvido,
 nuestros susurros de amor más sagrados.

Pletórica,
radiante de frescura virginal,
eres tibia belleza de sol naciente.
Aurora viva de mi eternidad.





4 comentarios:

Anónimo dijo...

Belleza para ser una contemplacion,
belleza para en vapor construir
belleza siempre en ese afilado de
nubes que se nos hacen inocencia
de algo tallado. buenissimo. carlos

Carmela Viñas dijo...

Y belleza tu comentario, Carlos!
Gracias por detenerte siempre en mis versos y crear, a su vez,poesía desde tus mensajes obsequiados.
Besos.

Jerónimo dijo...

Es un bello canto a la belleza más genuina, la de un limpio amanecer, ese que cada mañana nos llena de alegría para el resto del día. Ver amanecer es una inyección de belleza y de vida que nadie debería perderse.

Precioso Carmela.
Un abrazo.

PD: ¿Puedes acceder a Mono? Yo hace tres días que no puedo, me dice que el servidor está "muy ocupado" o algo así.

Carmela Viñas dijo...

Muchas gracias por tu huella, amigo Jerónimo!
Verdad que las auroras contienen una belleza indescriptible? No me canso de mirarlas cada día. Son una invitación a la esperanza.

Ya está solucionado el acceso a Mono. Por suerte contamos con los blogs respectivos para no perder la comunicación.
Abrazos.