jueves, junio 04, 2015

Ser viento




Somos tormenta de fuego y otras tantas de hielo, cuando dejamos que el barro de nuestra imperfección altere la voz traslúcida del silencio.

Un candil es luz para sí mismo. ¿Por qué, entonces, quemar bosques por la ilusión de ser dominante lumbre?
La calma de los hielos no es frialdad. ¿Por qué, entonces, hacer naufragar a las otras barcas con la gélida  indiferencia a causa de algún lejano sufrimiento?
Mejor es ser solamente viento. Inspirar vida y exhalar paz.
Con alas de libertad y sin anclas en el mar de los apegos.
Romeros, peregrinos, descalzos de historia.
Ser brisas de amor para un mundo  que sólo escucha al miedo.

Sólo notas del aire sin yoes henchidos, que viajan a las cumbres del infinito.





4 comentarios:

Joaquín Galán dijo...

"Mejor ser solamente viento...descalzos de historia...""

Hola Carmela,me alegra encontrarme de nuevo con tu poesía,siempre rebosante de sensibilidad.
La verdad es que tendríamos que dejar atrás el exceso de equipaje que a veces nos agobia y nos impide ser nosotros mismos ante los demás...
Bellos pensamientos poéticos.

Te mando un fuerte abrazo

Carmela Viñas dijo...

Muchas Gracias, Joaquín!
Los poetas nunca se pierden..logran encontrar el sendero que los lleve al compartir inspiración y eso también me alegra mucho a mí al volver a leerte!
Sin historia, hay liviandad y apertura hacia lo nuevo.
Ser apenas materia volátil pero rozando eternidad.
Abrazos para ti.

Carlos Alberto rocha garcia dijo...

Ser tan simples como el viento, levando como plumas nuestros pensamientos y los versos, nada mas sublime que eso, magnificas reflexiones, un gran placer leerle, un abrazo

Carmela Viñas dijo...

Muchas gracias, amigo y poeta Carlos Alberto! Siempre amables tus palabras a mis pequeños versos.
Abrazos.