viernes, noviembre 10, 2006

Al nombrarte


Al nombrarte,
el abismo de la nada
antes de crearte,
se evapora.
Y retornan esas horas
no olvidadas,
como golpes rojizos de olas
que salpican mis silencios.
Al nombrarte,
la palabra me posee,
me obnubila, me devora.
Extraña magia al bautizarte en mis auroras.

5 comentarios:

Pável dijo...

Ritmo y sonido, dos cosas que me encantan en la poesía.

Pável

AP dijo...

MAdrina! Dios que linda poesía!
Me encanta leerte, más ahora que es más simple, a alcance de la mano..
Nunca me olvidare de tus poesías, menos de la primera que me mandaste cuando naci
TKM y sigue compartiendo con nosotros tus poesías!
Besos

Carmela Viñas dijo...

Gracias Pável por tus palabras!
Abrazos.

Carmela Viñas dijo...

Gracias Agus! Yo también TQM!

Anónimo dijo...

Como un manglar de llamadas. Querer que lo verdadero sea gloria, emociones vertidas en ese espacio de difundida meseta..., infinitos de belleza en trigo de rumores que agasajan el alma. LYA